Wool (lana) es una fibra natural de origen animal muy suave y versátil, que trae varios beneficios como tejido para revestimiento de colchones.

La Wool es una fibra transpirable debido a su estructura, que crea bolsas de aire y aislamiento natural. La lana tiene la capacidad de regular y equilibrar la temperatura, proporcionando el ambiente ideal para el sueño – es caliente en invierno y fresco en verano.

Los poros microscópicos de la lana responden eficazmente a los cambios del nivel de humedad, evitando así el crecimiento y la reproducción de bacterias y ácaros que pueden desencadenar reacciones alérgicas.

Como fibra natural, la Wool es 100% biodegradable y ambientalmente sostenible. Proporciona rendimiento, comodidad y protección. La lana es un retardador de llama natural, tiene buena elasticidad y resistencia.